Manifiesto Día Mundial de la Violencia de Género.

PONLE FIN, PARA TENER UN PRINCIPIO

La violencia de género, no respeta fronteras, cultura, ni niveles económicos. Es una de las más degradantes violaciones contra los Derechos Humanos. Infortuitamente este acto está presente en diferentes ámbitos, en diferentes épocas. Es una injusticia manifiesta que impide que la sociedad avance en el cambio por la igualdad y el bienestar de todos.

 

Desde Nuevas Generaciones Región de Murcia, hoy nos sumamos a todas las iniciativas aunando fuerza y soluciones a erradicar la violencia contra la mujer, en su lucha contra los maltratadores, en el apoyo a las víctimas y sus familias; a las acciones que tratan de concienciar al tejido social y a todas las actividades educativas basadas en la formación en valores.

No podemos olvidar que, según el estudio Percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud, promovido por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, un 33% de los menores no identifica los comportamientos de control como maltrato. Es decir, una de cada tres menores considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pareja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que la pareja trabaje o estudie” o “decirle las cosas que puede o no puede hacer”.

Es por ello que debemos de trabajar para sustituir el círculo de la violencia de género por el círculo de la salida de la violencia. "Para ello es fundamental trabajar por la unidad de toda la sociedad porque esta se transforma en confianza en las víctimas".

Los estudios nos dicen que sigue existiendo un porcentaje muy elevado de violencia de género oculta. De acuerdo con la Macroencuesta del año 2015, sólo el 28,5% llega al conocimiento del juez. ¿A qué es debido? No solo al silencio de la propia víctima sino también al de familiares, vecinos, amigos que conocen esa situación y callan, así como a la falta de denuncia por los profesionales socio-sanitarios. No hay que olvidar que el 81% de las mujeres víctimas han contado su situación alguna vez a parientes, amigos, vecinos o profesores y que el 50,15% han acudido a algún servicio médico o a un servicio de atención social.

La obligación de la sociedad es hacer visible la violencia del hombre hacia la mujer, ya que no debe de permanecer oculta en la vida privada, puesto que es un delito de oficio y un problema de interés público.

 

Por este motivo desde Nuevas Generaciones Región de Murcia manifestamos:

-Una justicia y seguridad eficaz, coordinada y con recursos es la mejor garantía para las víctimas.

-La educación, la prevención y los medios de comunicación son los instruentos más eficaces para concienciar en la lucha contra la violencia de género.

-Luchar por los menores que viven malos tratos en el ámbito familiar, puesto que son tan víctimas como las mujeres.

 

Y a las víctimas les decimos:

-No estáis solas.

-El amor no es control.

-Que nadie os corte las alas.

-Debéis de denunciar.

- Tenéis que romper el ciclo de la violencia.

- Es vuestro reto y es el nuestro, el reto de toda la sociedad española que os acompañamos, porque no estáis solas.

-Si te maltrata y no haces nada, estás dejando que lo hagas.

-Al otro lado del teléfono de emergencias, no sólo está el fin de los malos tratos. Está la vida que has dejado de vivir.

-Ni golpes que duelan, ni palabras que hieran.

-En la violencia de género no hay una sola víctima.

-El maltratador no cabe en una sociedad justa.

- La violencia es un signo de debilidad.

 

-Ponle fin, para tener un principio.